Breves instrucciones para ser Dani

Bajo el lema Cualquiera puede ser Dani… sabiendo cómo, numerosos sociólogos de la prestigiosa Universidad Victoria han establecido una serie de pautas que nos ayudarán a lograr aquello que tanto ansiamos: ser como Daniel.

Del informe completo, que consta de apartados referidos a la alimentación (Somos lo que come… Dani), al comportamiento social (Donde fueres… haz lo que Dani hiciere), al estilo de vestir (El hábito hace… al Dani), etc., hemos establecido un básico catálogo fundamental:

1. Adopte como máxima el famoso Odia, y deja odiar, y actúe en consecuencia.

2. Sea extremadamente intolerante con la falta de puntualidad: cualquiera que llegue con un máximo de tres minutos de retraso, por muy convincente que resulte su excusa, merece su entera desaprobación.

3. Viva en un lugar completamente inaccesible al ciudadano corriente, como el Everest o, en su defecto, un 17º piso.

4. Invente conspiraciones musicales absurdas, con las que podrá atormentar a sus inocentes contactos del MSN Messenger.

5. Luzca, con orgullo y gallardía, pelucas hechas de estropajo, camisetas de tirantes con puntillas y grandes lazos… Ya se sabe: <<Tipo. Línea. Percha.>> (1)

6. Aparezca en el lugar y en el momento más insospechados, sólo por el mero placer de fastidiar al prójimo. Véase, por ejemplo, la parada de la villavesa del Corte Inglés, una noche cualquiera de cualquier San Fermín.

7. Lleve a cabo importantes descubrimientos sobre los animalitos urbanos: favispas, amosquitos… No obstante, no consiga resolver el enigma de los runicornios (¡pero no lo reconozca bajo ningún concepto!)

8. Tenga un talento natural a la hora de escribir. Refleje este don en la que posiblemente sea su obra con mayor repercusión: La Gran Enciclopedia Docente.

9. Posea la mayor y mejor colección de frases encantadoras y citas inolvidables, rescatadas de la interminable lista de canciones que escuchará habitualmente, destacando artistas como The Beatles, LODVG, Conchita (¡sí, Conchita!) y un larguísimo etc.

10. Perdone siempre a su queridísima amiga y compañera de Instrucciones, por escribir siempre tan decepcionantemente y publicar con tanto retraso :)

________

1: << Tipo. Línea. Percha >> [Un marido de ida y vuelta, Enrique J. Poncela]

¡Descubra, ahora, cómo ser Vicky en http://diariosdeunaveleta.blogspot.com/2009/10/breves-instrucciones-para-ser-vicky.html!

Anuncios

IN ALBIS

          Blanco. Blanco puro, brillante, eterno. Imponente, pero acogedor. Me deslumbraba y, al mismo tiempo, me hacía temblar. Indescriptible. Blanco perfecto.

          Suspiré. Jamás había conocido una sonrisa como aquella.

Tengo una pregunta…

… Para Sabina W.L (http://yotampocosequehacemosaqui.blogspot.com/):

¿Una sonrisa sincera puede considerarse una caricia? ¿Y una mirada especialmente intensa…?