Tarde de enero:

chocolate caliente

con un buen libro.

Anuncios