Instrucciones para crear un lenguaje en clave

Era una cenicienta tarde de octubre. En un aula cualquiera de un instituto cualquiera, mis compañeros y yo departíamos insustancialmente, intentando pasar desapercibidos ante los agudos oídos del profesor de Geografía y las depredadoras miradas de las fieras con las que, involuntariamente, compartíamos hábitat.

Ya se sabe que, en el sopor vespertino, solo las mejores ideas lograr sobrevivir en tan adversas condiciones mentales. Por eso, cuando constatamos que una ocurrencia iluminaba la somnolienta cabeza de Stuart, todos supimos que propondría algo importante, algo que nos fascinaría y ayudaría a desenvolvernos en entornos hostiles, como el aula.

_ Inventemos un lenguaje en clave _dijo.

Si no hubiéramos estado anegados en el tedio otoñal, habríamos estallado a carcajadas. Pero gracias a la embriaguez de nuestras capacidades mentales, tuvimos unos segundos para considerar la aparentemente ridícula propuesta. Fueron suficientes. Alguien defendió la feliz idea, calificándola de <<brillante>>. Al instante, todos estábamos disparando posibles e imposibles formas viables e inviables de crear nuestro propio lenguaje secreto.

_ ¡Hablemos empleando solamente una vocal! ¡Olgo osó por ojomplo! _sugirió Olive.

_ Ummm… ¿Y si nos comunicamos utilizando onomatopeyas y gestos, simplemente? _propuso Scarlett.

_ También podemos invertir el orden de las palabras, on edeup res nat licífid… _se me ocurrió.

_ Pues yo creo que deberíamos hablar alegóricamente, con metáforas poco evidentes y asociando las ideas de forma aparentemente absurda _fue la idea de Jeremy.

Un fracaso absoluto, en definitiva. Ninguna de nuestras ideas merecía ser siquiera considerada. Estábamos a punto de volver, descorazonados, a nuestras respectivas ensoñaciones cuando Stuart, erigiéndose ya definitivamente como héroe del grupo, golpeó enérgicamente el pupitre y exclamó:

_ ¡Ya lo tengo! Añadiremos al principio de cada palabra un sinónimo de <<tonto>>, que dependerá de la categoría gramatical de esa palabra. Habrá cuatro categorías: los sustantivos, que empezarán en <<tonto>>, como <<tonto-libro>>; los adjetivos, en <<lerdo>>, como <<lerdo-verde>>; los verbos, en <<memo>>, como <<memo-comer>> y las palabras invariables, en <<bobo>>, como <<bobo-por>> o <<bobo-muy>>. ¡Es brillante! Nadie nos entenderá, porque, como ya se sabe, a palabras necias, oídos sordos.

__________________________________

Descubra ahora otros lenguajes en clave más sorpresivos e incomprensibles en:

http://diariosdeunaveleta.blogspot.com/2011/04/instrucciones-para-crear-un-lenguaje-en.html

http://memoriasymelodias.blogspot.com/2011/04/instrucciones-para-crear-un-lenguaje-en.html

http://yotampocosequehacemosaqui.blogspot.com/2011/04/instrucciones-para-crear-un-lenguaje-en.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: